LA LEYENDA DE LAS AZUCENAS DEL BOSQUE 

Cuenta le Leyenda que tupá, el Dios del Sol, creó a los animales y los bosques, después creó a dos hermanos con la ayuda de Iyara, el Cielo.

El hermano con la piel más roja fue llamado PITÁ, y el de la piel más blanca, MOROTÏ. A cada hermano le dieron una compañera para que procrearan y vivieran en paz.

Un día Pitá frotó dos piedras juntas creando fuego, a su vez, Morotí defendiéndose de un puerco, lo mató y sin saber porqué arrojaron la carne del animal al fuego.

Al probarlo les pareció tan exquisito que dejaron de recolectar frutas para comenzar a cazar.

Desde aquél momento se quebró la relación entre ambas familias ya que utilizaron las armas destinadas para la caza contra el otro.

Tupá enojado decidió castigar a los hermanos con tres días y tres noches de tormenta, cuando ésta acabó, Iyara bajó y les dijo: "Tupá está molesto con ustedes, son hermanos, y me enviaron a reunirlos nuevamente".

Posteriormente ordenó a los hermanos que se abrazaran, y cuando lo hicieron, los unió, convirtiéndose en un árbol, cuyas flores eran rojas al principio, como la piel de Pitá, y cuando se marchitaban se volvían blancas cómo la piel de Morotí.

Así nació la Azucena del Bosque, que Tupá dejó en la tierra para recordar a "los hombres que deben vivir unidos" (//mitosyleyendasalrededordelmundo.wordpress.com/...)