¿QUO VADIS HUMANIDAD?

13.03.2022

De Francesca Panfili

Cristo es la llave del universo 

Han pasado 47 años desde que Enzo Ranieri ha visto a Giorgio Bongiovanni por primera vez. Luego de 47 años, ambos se encuentran en uno de los momentos históricos más oscuros que la humanidad está viviendo, para una entrevista en la que son explorados temas espirituales y vivencias de la actualidad a través del lente de la ciencia cósmico-espiritual.
A continuación, relataremos enseñanzas preponderantes y fundamentales para el individuo de la tierra que desea abrirse al despertar del espíritu y unirse a la Causa que para nosotros es el aire fresco y bálsamo que guía la vida.

P: Después de todos los maestros que han encarnado a lo largo de los siglos, después de años de difundir el mensaje extraterrestre, de la palabra de Cristo en el mundo, de las miles de sangraciones de los Estigmas en el cuerpo de un hombre sufriente que ha dado todo a la Verdad. ¿Qué es lo que quiere la humanidad de la tierra según tu?

R: 

No sé qué es lo queremos los humanos, también porque yo no soy humano, no soy de este mundo. He venido aquí para ayudarlos. Me he preguntado muchas veces qué es lo que quiere la humanidad y por eso me identifico con el ser humano porque quiero tratar de imitar, aunque con todos mis límites, a Jesucristo, como debería hacer todo cristiano. Jesucristo, que no sólo no era de este mundo, sino que era y es también el Hijo de Dios, se ha identificado en los hombres y les ha dado Su vida por un acto de amor.

Desde esta perspectiva, puedo afirmar que el hombre de hoy ya no sabe lo que quiere porque ha perdido el criterio. La mayoría de los seres humanos en la tierra ya no siguen una lógica y ni siquiera tienen motivos válidos para vivir. Cada uno trata desesperadamente de ir para adelante y lo hace porque en el fondo el hombre desea la felicidad o sea ese valor absoluto, natural y legítimo que por derecho pertenece a todos los seres creados por el Espíritu Omnicreante.

Los espíritus generados por la Mente Divina también se convierten en hombres a través de la ley de la reencarnación y hacen su experiencia para adquirir la felicidad que se encuentra a través del Conocimiento de todo lo que ha sido creado. La felicidad, por lo tanto, se encuentra con el Conocimiento a través de un valor incontrovertible que es el amor. El amor es, por lo tanto, el sentimiento que debe darte la felicidad.

Los hombres de hoy buscan esa ansiada felicidad de una manera que a nosotros nos choca. El hombre de la tierra busca la felicidad a través del poder, la violencia y la opresión y está convencido de poder encontrarla sirviéndose de un elemento que ha elegido como valor absoluto: el dinero. Este es el error más grave que ha cometido esta humanidad. Así que hoy el hombre busca la felicidad a través de la opresión a los demás, adquiriendo dinero, teniendo poder y usando la violencia y está convencido, sobre todo si es poderoso, que con este medio alcanzará la felicidad, pero ¡se equivoca! Este es su mayor error. Todos los poderosos que tienen posesiones, dinero e incluso hacen guerras ejerciendo su opresión sobre los demás, son personas infelices. Los extraterrestres, que graban las conversaciones de los que gobiernan el mundo incluso en las situaciones familiares o de convivencia, me dicen que son personas deprimidas, infelices, que se drogan, pero tienen miles de millones, tiran bombas y tienen naciones en sus manos.

El hombre, por lo tanto, busca la felicidad, pero en realidad está enfermo de una enfermedad muy grave que en lenguaje extraterrestre se llama harbar, una peste irreversible que afecta al cerebro para actuar sobre el corazón y el espíritu. Esta enfermedad no se puede curar. Solo unos pocos millones de personas logran curarse del harbar.

P: ¿Por qué el mensaje de los últimos tiempos ha sido confiado a la realidad extraterrestre? ¿Por qué son precisamente los extraterrestres los que tienen que llevar este mensaje al planeta?

R: 

Hoy el hombre está listo para comprender todo esto respecto a hace dos mil o diez mil años atrás. Hace catorce mil años el hombre estaba listo y fue así que la realidad extraterrestre estaba integrada a la sociedad, pero luego ha ocurrido una catástrofe que destruyó el mundo de entonces y luego todo volvió a empezar. Por esto, en los últimos doce mil años, el hombre ha tenido que tener innumerables experiencias en cada área del conocimiento humano hasta el punto de tener conocimiento y cultura. En estos siglos, muchos maestros han bajado a la tierra. El mayor de ellos es Jesucristo, hasta llegar al día de hoy, en el siglo XXI, perseverando siempre en las guerras y la violencia. A pesar de estas gravísimas situaciones, el hombre ha desarrollado sin embargo una tecnología que antes no tenía. Hoy tenemos tecnologías para hablar a distancia sin cables, tenemos comunicación en tiempo real, podemos dar vuelta al mundo y llegar incluso al otro lado del planeta, tenemos medios parecidos a las astronaves y mucho más. Podemos afirmar que esta situación le ha dado al hombre la posibilidad interior e intelectual de estar preparado a aceptar verdades que nunca antes habría entendido gracias a la tecnología que ha adquirido.
Hoy el hombre está preparado para comprender cuál es la verdad que en realidad no es la que ha practicado hasta ahora con respecto a Dios, la vida, la religión, la teología.
Hoy el hombre está preparado para comprender que la Verdad es otra, es decir, la existencia de vida inteligente en el universo, la realización de que el cosmos es una inmensa familia donde existe una gran confederación que dirige la vida y el conocimiento. Hoy el hombre está preparado para comprender que no existe aquel Dios en el que hemos creído, un Dios que era una fábula para niños. Las religiones, desde el punto de vista de estos Seres que gobiernan el universo, han sido sólo una necesidad funcional para el crecimiento humano y han caído en tentación y en la degeneración.
A pesar de esto, la inteligencia, la ciencia y el conocimiento que ha sido adquirido desde el punto de vista tecnológico nos da la posibilidad de comprender finalmente de dónde proviene esta enseñanza cósmica. Esta proviene de estos Seres llamados extraterrestres. Por esta razón, las Inteligencias extraterrestres traen el mensaje a la tierra y su finalidad es sacarnos de la dimensión material, es decir, del mundo. El día en el que tengamos un contacto masivo y planetario con estos Seres, el hombre terminará de vivir en el fanatismo, en el materialismo y en la religión. Todo esto finalmente desaparecerá porque podrá vivir de una ciencia que no es aquella materialista, sino que es la ciencia del espíritu.
Estos Seres nos enseñarán a comprender que el universo está compuesto de múltiples dimensiones, que es una ecuación matemática y química perfecta, que existe una Unidad Superior que dirige, coordina y administra el cosmos, que existen innumerables Seres divinos que lo coordinan y que no es cierto que hay un solo Dios. Si acaso podemos afirmar que hay un solo Creador, pero hay innumerables Dioses y nosotros mismos somos Dioses como nos ha sido dicho por Cristo, vosotros sois dioses... (Juan cap. 10:34). Comprenderemos, por lo tanto, que el conocimiento es el fin de nuestro existir. Entonces los extraterrestres deben tomar al hombre de la mano y guiarlo para que pueda hacer la transición de la era de la relatividad a la era del Absoluto, del espacio y del universo. Esta es la razón por la que hemos venido a la tierra.

P: Nos ha sido enseñado que nosotros hemos sido creados a imagen y semejanza de Dios, entonces esto significa que si cuestionamos nuestra naturaleza deberíamos encontrar las respuestas. Hoy, sin embargo, el ser humano ha perdido la capacidad de cuestionarse y comprender aquello  que realmente es porque ha perdido esta conciencia y por eso los extraterrestres han venido desde afuera ya que nosotros somos incapaces de mirarnos hacia adentro y confiamos más en los sentidos físicos y las sensaciones... ¿Podría ser así?

R: 

Podemos decir que este también es el caso, pero hay más. Dentro de este proyecto evolutivo de la raza humana también está esta metodología que has mencionado. El hombre tiene necesidad de ver y tocar porque vive en la tercera dimensión, pero no busca la Verdad en la introspección. Estamos en una tercera dimensión que ha degenerado con los valores de Sodoma y Gomorra. Hoy el hombre ya no sabe adónde va y busca sólo valores materiales. Pero también hay de lo otro: a los que necesitan ser despertados, que son la mayoría, se les da la oportunidad de tener las señales. La presencia de estos Seres que vienen del cosmos y que ya se muestran a muchas personas, es una señal que llama a la conciencia a cambiar, pero en el proyecto general del Creador, la meta que estos Seres desean alcanzar es que el hombre tome consciencia de la Verdad que hoy desconoce en cada ámbito de la vida. El hombre no tiene consciencia de la verdad acerca de nada. Aún hoy, los seres humanos no han entendido que todo es vida y que cualquier forma de vida tiene vida en sí misma, desde las plantas, hasta las sillas, los ladrillos, los animales hasta las montañas. ¡El universo entero pulula de vida! Cuando el hombre comprenda que todo es vida y que todo tiene alma, ya no podrá cometer todos esos crímenes y asesinatos que continúa perpetrando. El hombre todavía cree que la naturaleza está muerta o que otros hombres con diferentes colores de piel no tienen alma. Entonces, ¿cómo sale de la perversa oscuridad en la que se encuentra? Una posibilidad que la Mente Omnicreante ofrece al mundo son estos Seres que al descender a la tierra explicarán que Dios no existe como ha sido explicado, sino que existe una Inteligencia Omnicreante que un joven de Nazaret encarnó manifestando el amor más grande de todos los amores.
El hombre aún no ha entendido que ese joven, Jesucristo el Mesías, a pesar de tener el poder de aniquilar al mundo, se dejó matar por amor a esta humanidad. Entonces se necesita del sensacionalismo para creer que hay algo superior pero también se necesita ser reciclado como basura. La basura se recicla y se vuelve útil para ser otra cosa. Así que hoy el hombre se ha vuelto como basura destruyéndose a sí mismo y al mundo. La función de estos Seres es reciclar esta humanidad para convertirla en algo que pueda ser útil al universo y a la Creación. El hombre debe mientras tanto, tomar conciencia de que se ha convertido en basura, ni siquiera de buena calidad, porque ha desafiado a su Creador.

P: ¿Qué es la verdad y cómo reconocerla?

R: 

Podemos reconocer la Verdad leyendo las hazañas realizadas por ese joven de Nazaret, el Cristo. En su vida y en sus acciones está toda la Verdad. La Verdad que te da libertad es seguir todo lo que este Dios, antes misterioso e invisible, desconocido, ha dicho, cuando finalmente decidió tomar forma y sustancia humana en Cristo. Esto para mí es la Verdad.

P: ¿Puedes darnos más información sobre esto? ¿Cómo podemos reconocer esta Verdad en lo concreto?

R: 

Para comprender la Verdad en primer lugar, es necesario comenzar a buscarla. Entonces, para entender si quien está frente a ti te está diciendo la Verdad, es bueno hacer una investigación sobre la persona y sobre lo que hace en su vida. También necesitas ver sus obras para entender si gana algo con lo que hace. Efectivamente, para entender que esa persona te está diciendo la verdad, tienes que ver que no solo no gana nada, sino que también pierde dinero porque en la tierra el dinero es el medio más rápido de entender dónde está la verdad.
Paradójicamente, el dinero es lo que da la felicidad o te permite sobrevivir, pero también es el medio que te hace entender dónde está la verdad. Quien está lleno de dinero, en el sentido de que quien tiene el poder de vivir con sus miles de millones sobre los demás sin hacer nada o poco, no tiene la verdad, quien vive al día, pero lucha contra esta sociedad, es un revolucionario que no posee nada y lo que tiene lo ofrece por la Causa, entonces está en la Verdad. Obviamente hay que entender, comprender si es una verdad para bien o para mal. Por ejemplo, las organizaciones criminales no ganan nada porque muchas veces esos hombres son asesinados, pero luchan por su causa, nefasta y equivocada. Para comprender si hay verdad en el bien, entonces es necesario dar la vida entera, perder desde el punto de vista personal y económico y dar alguna respuesta en la obra que se conduce.
Si dices de ser un hombre de Dios tendrás que denunciar los males y toda injusticia, tendrás que seguir e imitar la perfecta encarnación del Padre que es Cristo, y por tanto sacrificarte por los hermanos, estar con ellos, renunciar a ti mismo, compartir todo lo que tienes con el prójimo y hacer de todo para servirlo.
Así que, en definitiva, para entender dónde está la verdad, debe haber una coincidencia máxima entre lo que se dice con la boca y las obras cotidianas. Si esto no es así, no hay verdad. Hay que ser puros de corazón, pero sobre todo coherentes. Quien es coherente y es también puro de corazón ira hasta el final sirviendo a la Causa y esto no significa que no se equivocará porque también puede equivocarse, pero el amor por la Causa es prueba de que él dice la Verdad.

P: ¿Cómo reconoces a las personas en las que puedes confiar cuando quieres lograr el objetivo de encontrar la verdad y la felicidad?

R: 
En este tiempo es muy fácil en comparación con otros períodos históricos. Para entender dónde está la verdad, basta con ver si la persona está en contra del poder, y si lo está, ya sabes que está en la verdad. Si por el contrario también milita con el poder y camina con el sistema, no estamos frente a la Verdad. Por eso digo con orgullo que soy un hombre de verdad porque detrás de mí no hay nadie, sólo Dios y mis hermanos, o sea ustedes que me ayudan económicamente a llevar adelante la Obra. Puedo afirmar felizmente que detrás de mí está el pueblo. Personalmente soy un revolucionario opuesto a cualquier poder presente en este momento. Sólo reconozco a algunos justos de las instituciones porque están dando la vida y son consecuentes y confío en ellos y defiendo la causa que propugnan, que es acabar con la corrupción y el crimen organizado. Entonces por lo demás estamos en contra de la guerra, en contra de todos los sistemas políticos que se burlan del pueblo, en contra de los sistemas de salud que se corrompen, en contra de las drogas, la contaminación, etc.
Este mismo tipo de razonamiento también se aplica a las religiones, la espiritualidad y el discurso extraterrestre. De hecho, una persona puede predicar cosas verdaderas en los conceptos, pero para entender dónde está la verdad, la persona debe ser manifiestamente, claramente y públicamente sin peros, contra el poder y luego posiblemente no debe ser multimillonario. No tengo nada en contra de los que son ricos, al contrario, yo mismo fui empresario y daba trabajo a jóvenes desempleados, pero si se es multimillonario en euros, sospecho que quizás se haya tenido que tratar con la corrupción y el crimen porque esa es la única forma en que hoy ganas dinero. Cuando un hombre está en contra de todos los poderes que hay en la tierra, está fuera del sistema y esto quiere decir que el sistema lo odia y por lo tanto está en la verdad porque el sistema es Anticrístico y contrario a la verdad. ¡Quien se alinea con el sistema no tiene la Verdad!

P: En todos los mensajes que han sido difundidos por los Avatares encarnados en nuestro planeta, de ti, de nuestro padre espiritual Eugenio Siragusa, se habla siempre de justicia, libertad, amor, pero hoy vivimos en el sufrimiento, en el miedo y en la guerra. ¿Por qué está pasando todo esto?

R: 

Esto sucede por una razón que te puedo explicar tanto secular como espiritualmente. Con respecto al primer punto podemos decir que el hombre no siguió los lineamientos de los grandes maestros laicos, filósofos, revolucionarios porque quiso hacer elecciones aparentemente más cómodas, es decir, seguir el materialismo y el egoísmo. Así, la sociedad se encontró en el caos. Sin embargo, desde el punto de vista espiritual, es bueno comprender que Cristo no vino para todos, sino solo para algunos, por lo que no se puede esperar que hoy haya alegría y felicidad porque no está en el plan divino. Dios no quiere que el hombre se redima o que conozca la verdad. Dios quiere la aniquilación del hombre. Dios quiere que sólo unos pocos conozcan la Verdad. Si Dios quisiera, todos entenderían y aceptarían la Verdad, pero no es así porque Cristo dijo: 'No te pido que todo el mundo te crea. Yo te los recomiendo, y solo a aquellos que creen por mi amor'. Entonces es Cristo quien no quiere lo que tú quieres
Dios no quiere que la humanidad viva feliz. Debes entender que el verdadero castigo de Dios no es un gran terremoto que sucederá, y tampoco lo es la guerra. El verdadero castigo de Dios es haber privado al hombre de la conciencia de comprender la Verdad, castigándolo así por haber transgredido Su Ley. La muerte segunda ya está en marcha para miles de millones de personas que viven en el mundo opulento, que no están despertando porque Dios no quiere esto. Por lo tanto, es inútil que vayamos predicando de puerta en puerta cuando no es el plan de Dios que los hombres despierten. Así que hay que seguir haciendo esto: abrir una ventana al universo para todos, pero yo sé que entre los miles de espectadores que tenemos, muy pocos despertarán porque Dios no quiere que sea así para todos. Y si soy un mensajero de Dios, como ustedes dicen, no voy contra Dios, porque él es quien me dijo que no quiere un despertar masivo. ¿¿Entonces para quién predico ??, le pregunté al Señor y Él me dijo: 'Tú predicas para aquellos que deben sensibilizarse porque los demás están todos muertos, son zombis andantes'.

P: Pero venimos de una tradición que nos dice que Dios es amor y pone a todos en la misma condición...

R: 

Este razonamiento que te he hecho es válido para este tiempo. Antes Dios concedía lo que tú dices, envió a su Hijo y a todos los Santos, pero la humanidad mató a Cristo e ignoró a los mensajeros de Dios, ahora Dios ha perdido la paciencia y se ha cansado. Así que pronto habrá un nuevo diluvio universal.

P: Me doy cuenta de que a menudo tergiversamos las palabras que encontramos en los mensajes. ¿Es culpa de nuestra ignorancia y de nuestra falta de razonabilidad?

R: 

Es culpa de la ignorancia y de las nefastas elecciones que han hecho las generaciones precedentes y también la nuestra, pensando que la vida es una simple manifestación relativa, un destello de pocos años, en los que hay que intentar con todas las posibilidades, de disfrutar el momento, cueste lo que cueste. Considerando la vida como una manifestación relativa, esta se convierte en un orgasmo material en el que hay que disfrutar al máximo. Esto es falso y pura ilusión. La vida es otra cosa. La vida es el universo infinito que nos rodea. Las fotos que llegan de Saturno muestran la tierra como un punto de unos pocos milímetros. Si te mueves hacia Plutón y fotografías la tierra con medios muy avanzados, te das cuenta de que nuestro planeta ni siquiera se puede ver desde allí. Debemos entender que somos insignificantes y ni siquiera existimos. Somos polvo en comparación con la verdadera vida ...
El hombre cree en cosas que no existen y que no están. ¿Por qué entonces seguimos en esta situación? Porque, de hecho, respecto a la verdadera vida no estamos allí, no existimos, ¡ni siquiera nos ven! Así es como el universo nos considera. Gracias a las pantallas grandes nos ven, pero somos insignificantes. Ahora bien, para salir de esta consideración macabra y dramática debemos entender que el Señor se encarnó aquí, con quien es insignificante y no es nada, porque quiso enseñarnos que la única cosa que puede hacerte llegar a ser alguien, aunque seas nada, es el amor: solo amando podemos salir de este nefasto sistema y por lo tanto abandonar el dinero, la posesión, las fronteras, etc.
¡Una civilización como la terrenal que sigue destruyendo y autodestruyéndose es la escoria del universo! O el hombre cambia o Dios pulveriza este polvo junto con el recuerdo de la existencia de esta raza y nadie en todo el universo recordará que hemos existido.

P: ¿Se debe esto a nuestra indiferencia?

R: 

Nuestra realidad fue creada por la indiferencia, el egoísmo y sobre todo la ignorancia. Nosotros debemos salir de la mentalidad de que somos los amos del universo porque esto es lo que el hombre todavía cree, incluso en la conciencia de aquellos que se ocupan de otra cosa se crece con la cultura de que somos el centro del universo. Esta es la clave. Giordano Bruno fue quemado vivo por esto y hoy no somos mejores que en el 1600. Cuando comenzamos a comprender que esta vida en el universo está guiada por la ley del amor y tomamos conciencia de que somos infinitos y eternos, es allí cuando podemos cambiar. Si se toma conciencia de la eternidad, de que no somos el centro del universo y que todo se rige por la ley del amor, hasta el más cruel asesino deja de serlo. Así que hay tres palabras clave para salir del estado de insignificancia en que se encuentra el hombre: ETERNIDAD, AMOR Y UNIVERSO.

Hoy en la humanidad existen los hijos del Único, quienes vinieron con Jesucristo hace 2000 años que eran 144 mil personas, las cuales después se han multiplicado hasta el día de hoy, convirtiéndose en un número que Adoniesis había explicitado de manera precisa. Eso es 7465006 personas. Y más allá de este número hay cientos de millones de personas que siguen esta idea cósmica de verdad, paz, amor, libertad y justicia. Estos son aquellos a quienes el Ser Supremo con su cohorte angélica cuida y sigue. A Dios no le interesan los demás porque la Mente Suprema ya ha decidido exterminarlos con un nuevo diluvio universal. Nosotros no tenemos que reconocer quiénes son. Nosotros debemos divulgar a todos y luego, solos ellos se reconocerán. 

P: Me gustaría saber qué representa Setun Shenar para ti. ¿Puedes hablarnos también sobre Nibiru Arat Ra y Adoniesis?

R:

Setun Shenar es un Ser dependiente de Ashtar Sheran y proviene de la constelación de Alpha Centauri. Pertenece a la cuarta dimensión. Me ha dado tantísimos mensajes y en los últimos 20 años sigue siendo el que está cerca de mí las 24 horas del día, es un ser que ya había contactado a un gran personaje, Viktor Speer, del círculo mediúmnico de la paz en Berlín, en la década de 1950. Por Speer, nunca se dejó ver físicamente. A lo largo de los años, Setun Shenar me ha hablado de él y se me ha mostrado muchas veces, incluso físicamente.
Nibiru Arat Ra es el hermano espiritual de Setun Shenar quien encarnó en la tierra hace 14 mil años y es quien les está hablando.
Adoniesis es el Genio Solar de este sol. En este momento él es el personificador y yo soy el personificado, es decir que es Él quien quiere servirse de mí. Aunque me deje libre en mi actividad de pensador y filósofo, quiere que esté a su disposición y es el ser más avanzado de la confederación, pero no está solo. Pertenece a la séptima dimensión y es aquel que en la Biblia era llamado Adonay. Él es el diseñador de la misión de Cristo en la tierra. Yo sirvo a Cristo y trato de imitarlo porque veo en Él a su Hijo

P: ¿Nibiru Arat Ra ya estaba en ese Giorgio que conocí hace 47 años?

R: 

Sí, ya estaba porque entró cuando Giorgio tenía 9 años y tuvo un accidente y murió. Cuando nos conocimos yo tenía 13 años y Nibiru era un ser de luz en el cuerpo de un niño que tenía que crecer e iniciarse.
No se trata de un camino evolutivo, sino de una iniciación para que el corazón, el astral y el cerebro de este instrumento puedan sintonizarse con la entidad, que no necesita más que acostumbrarse en este cuerpo.

P: ¿Estos personajes siempre han estado presentes en tu camino de vida?

R: 

Adoniesis se presentó de inmediato y se lo conté a Eugenio. Me lo confirmó y me dijo que me guiaría toda mi vida en la misión, pero yo veía en Eugenio a Adoniesis. Y fue así.

P: Te pregunto esto porque a lo largo de tu camino también he advertido el cambio de metodología

R: 

El camino evolutivo en la misión fue como es lógico que sea. Ha sido un cambio constante de metodología para adaptarnos al plan divino que hoy está en su fase final.

P: Últimamente tú has hecho algunas declaraciones que me han llamado la atención. Dijiste que debemos vivir esta última fase como si estuviéramos en el Getsemaní, de lo contrario significa que no hemos entendido nada...

R: 

El Getsemaní es la clave para entender la misión de Cristo porque allí está el mayor acto de amor que Él ha hecho, incluso más que el de la cruz. En la cruz, Cristo expresa todo su poder divino, resiste, no muere, no traiciona al Padre, incluso salva hasta el último segundo a un alma perdida, el ladrón, de tal manera estaba enamorado de los hombres, expresando así el poder total de su divinidad que es amor.
Sin embargo, ese no es el momento más grande de la misión de Cristo, aunque la cruz es la clave para entender el mensaje del Evangelio. El momento más alto en la vida de Cristo es en el Getsemaní porque allí es hombre, con sus palabras, no quiere ir a la cruz, finge confundirse para enseñarnos a nosotros, suda sangre, va por esos miserables de los apóstoles que duermen como hacemos también nosotros hoy, en vez de ayudar al Maestro, le pregunta al Padre el porqué de lo que estaba ocurriendo. Tuvo unas horas infernales, las peores de la historia de su vida y quizás de la humanidad. Es en el Getsemaní que debemos demostrar que somos verdaderos discípulos de Cristo, en el miedo, en la duda, en la confusión, en no aceptar lo que Dios está escribiendo para nosotros, rechazándolo, pero diciendo Señor, hágase tu voluntad y no la mía de todos modos. Ese es el momento en que nos salvamos.
El Padre no nos pide perfección sino entrega y obediencia a la voluntad divina, cueste lo que cueste. Si confías en el arquitecto, el diseño se hará. Confiar y amar a nuestros hermanos es la clave para ir al reino de Dios si queremos ser parte de él. El Getsemaní es también otra enseñanza, que es sacrificarse por la Causa a la que sirves. Cristo se inmola por la Causa del Padre y la verdad está en la coherencia de que Él no traiciona su causa.
La Causa es la Verdad.
Te puedo decir que en mi opinión el camino, la verdad y la vida son una entidad con tres definiciones, es decir, debes dejarlo todo, luego dar tu vida, seguir el camino de la verdad que es la vida y ser consciente de la verdad y por lo tanto ser la verdad. Estas 3 palabras son Cristo. Estoy totalmente convencido de lo que les digo que, como lo he dicho repetidamente, Dios no puede prescindir de Cristo, mientras que Cristo puede prescindir de Dios porque se ha encarnado.

P: ¿En Navidad dijiste que el Padre se hizo Hijo justo?

R: 

Sí, porque el Padre sabe muy bien que la clave para la salvación de la humanidad es su Hijo. Es Cristo quien dijo a Felipe lo que les digo, que pedía ver al Padre. Cristo respondió: 'Quien me ve a mí, ve al Padre' (Juan, cap. 14, 9).
Entonces Cristo no te está diciendo que Él es el Padre, sino que el Padre Adonay ha confiado todo a su Hijo incluyendo su existencia que es tal si está Jesús, no hay Dios si Jesús desaparece o es negado. Para esto debemos entender que Cristo es la clave de la existencia de esta civilización en la tierra, la clave de todo, luego descubrimos con los extraterrestres que Cristo es la clave de la existencia de todo el universo.
Yo lo he visto. Esto es lo que los extraterrestres también piensan de Jesús. Yo sufro mucho cuando dicen que los extraterrestres ni siquiera saben quién es Cristo. Esta es la mayor blasfemia porque para los seres extraterrestres Cristo es la clave del universo.

P: ¿Conocerse a sí mismo, que tan útil puede ser?

R: 

Conocerse a uno mismo es fundamental y significa descubrir los tres valores señalados anteriormente: la eternidad, la infinitud del universo y el amor.
Por lo general, basamos nuestra vida durante el día en tratar de sobrevivir y luego buscar dinero y la muerte, que sabemos que algún día nos alcanzará. Pero estamos equivocados porque tenemos un concepto erróneo tanto de la vida como de la muerte. Debemos ser conscientes de que somos eternos y que estamos de paso. Cuando seamos conscientes de la eternidad, de ese infinito en el que pulula la vida, en el que hay 7 dimensiones o tal vez más, comprenderemos que el eje central de todo es el amor. Todo lo demás, incluida la justicia, deriva del amor porque pone orden donde hay caos, pero no es el elemento esencial de una sociedad. Para los extraterrestres el elemento fundamental de la sociedad es la monarquía del universo porque el universo no es democracia.

P: ¿Podemos profundizar sobre el conflicto en curso entre Rusia y Ucrania?

R: 

He recibido un mensaje de Adoniesis sobre esto
En este mensaje se me dice que, si es necesario, se provocarán desastres naturales para evitar que la atención de los poderosos se vuelva hacia una catástrofe nuclear.

P: ¿En este conflicto está surgiendo toda la hipocresía de esta humanidad?

R: 

Está surgiendo toda la hipocresía y la mentira de los poderosos. Tengo información del Cielo, pero no puedo decirlo, pero, aun así, quiero ayudarlos a hacer las preguntas correctas.
La paz en nuestro, vuestro planeta no existe.
No hay paz en nuestro o vuestro planeta. Hay una guerra mundial que se ha estado librando durante años.

Eviten ver las noticias o, si quieren verlas, háganlo solo por curiosidad como si estuvieran escuchando chistes y quieren tener un momento recreativo para no llorar. Los bombardeos rusos son reales y los misiles que lanza Putin son diabólicos al igual que los misiles lanzados por EEUU sobre Irak y Afganistán por más de 10 años, de lo cual  no se ha hablado. Sin embargo, no existen misiles serie a y misiles de serie b porque la violencia, las armas y la guerra son siempre actos criminales.
Para entender completamente lo que está pasando, les pido que sigan mi razonamiento: en nuestra sociedad en este momento ya no existen ideales para justificar una guerra... no es cierto que haya fascismo, nazismo o comunismo en Ucrania tal como No es cierto que la Rusia de Putin es fascista, nazi y democrática. Tampoco es cierto que aquí en Occidente haya democracia o libertad. Estos valores políticos, filosóficos y sociales ya no existen.

Todo esto ha desaparecido desde los años 90. Entonces esto quiere decir que todo lo que mueve nuestra sociedad del bienestar o la del malestar donde todavía hay guerras civiles y desastres humanitarios, es un solo valor absoluto, o sea, el dinero. Quien es el amo del dinero pone las reglas, decide si hacer una guerra, quién debe hacerla, dónde debe hacerla y por qué, cuándo debe comenzar, cuánto debe durar y cuándo debe terminar. Si no tienes esto en mente, siempre vivirás en la oscuridad, en el engaño, la ignorancia y en la falsedad.

Para seguir la guerra hay que mirar lo que pasa en la bolsa todos los días. A partir de ahí entenderás por qué comenzó y cuándo terminará. Por supuesto que debemos ser solidarios con los pueblos bombardeados, pero para comprender las razones de lo que está sucediendo, debemos estar atentos a las bolsas de valores de Milán, Londres, Nueva York, etc.
Aquellos que gobiernan la economía mundial son algunos grandes financieros u hombres que poseen enormes riquezas. Hay bancos que permiten transacciones con órdenes de dinero elevadísimas, por cuanto resguardan la transferencia y la venta de armas. Es allí donde comprenderás las razones de la guerra. ¿Quién impulsó a Putin a emprender el conflicto? ¿Quién lo provocó? Aparte de la OTAN que quiere expandirse hacia el este, las razones del conflicto hay que buscarlas en situaciones económicas y financieras que provocan una guerra para salvar una determinada economía, también diabólica y nefasta. De todo el dinero que se mueve en las bolsas de valores, el 70 por ciento del total no existe. El 30 por ciento del valor de las bolsas de valores es todo lo que producimos como bienes de consumo (medicamentos, armas, mercancías, automóviles, etc....) mientras que el 70 por ciento son burbujas especulativas, es decir, dinero que no existe, valores que deben ser válidos en el futuro. Es como si estuviéramos hablando de casinos o ruletas, eso es apostar.

El 70 por ciento del dinero de la bolsa de valores del mundo no existe y por lo tanto es un engaño. Si alguien engaña jugando a las cartas, este juego cae y cada 20-30 años alguien hace colapsar los mercados y así se produce la recesión y el empobrecimiento y, en consecuencia, los poderosos se vuelven cada vez más poderosos. Cuando una sociedad como la europea está entrando en un nivel económico más alto, hay que amañar las cartas para hacer caer las bolsas al abismo. De esta forma, los amos universales pueden seguir teniendo el mundo en sus manos. Por lo tanto, Putin es un títere que debe ir a la guerra porque se lo pidieron, al igual que Ucrania es un títere más pequeño que se interpondrá en el camino y lo mismo vale para Biden.
La Unión Europea es débil y no tiene el coraje de enfrentarse con fuerza a los engañadores porque es ella quien realmente produce el verdadero valor de las bolsas de valores. Italia, Alemania, España, Francia y Rusia y otros países producen los bienes, mientras que el resto del mundo son prevalentemente jugadores de casino que lanzan a las bolsas derivados, futuras y otras, fomentando dinero que no es equivalente a los bienes, sino que es solo dinero virtual.

Entonces este dinero no existe y además es falso ya que es ilegal. Paradójicamente, las mafias son aquellas que invierten dinero real que salva economías, a través del producto del narcotráfico que por lo tanto nunca será extinguido. Consecuentemente, estamos gobernados por una economía criminal y mafiosa, por ladrones que fabrican dinero que no existe y por belicistas. No tiene nada que ver esto con Ucrania o con la democracia, y ni siquiera la expansión de la OTAN. Estas son todas tapaderas para que la opinión pública mundial piense que se está produciendo un choque entre Oriente y Occidente, entre democracia y dictadura, en una gran farsa en la que hay actores y espectadores engañados, pero también dispuestos a morir recibiendo las balas de verdad. Y esto provoca la destrucción y muerte de civiles inocentes.
En todo esto, sin embargo, hay una variante ligada al Padre: uno de esos señores, que podría ser Putin, puede inspirarse en alguna fuerza misteriosa para apretar el botón de la bomba atómica pero no será él quien realmente quiera hacerlo, porque será alguien de lo alto que lo inspire. Porque así se cumplen las profecías y el Salvador regresa a la Tierra para evitar que el mundo sea aniquilado.

Mientras en nuestro planeta este vigente el valor absoluto que es el dinero, no hay ningún poder que realmente mande. Todos los poderes del mundo están sujetos a quien tiene más dinero. Los que realmente mandan en el mundo son aquellas familias que tienen la economía en sus manos. No piensen que un Berlusconi solo, o un Bill Gates son los amos. Pueden ser los amos sólo si forman parte de la 'familia' o del clan, como sucede en la Cosa Nostra que es poderosa sólo si forma una familia. Es la familia dirigida por un líder que forma el verdadero poder en el planeta. En este caso son las familias más ricas del mundo las que gobiernan la tierra.
Entre estos también está la familia Agnelli y en esta gran familia hay un señor que conozco que es el jefe de todos y es el anticristo. En el mundo de abajo están los payasos que son jefes de estado, gobernadores, banqueros, pero son solo monigotes y marionetas de estas familias. Entonces no habrá paz si no hay quien dé la orden de hacer la paz y esto dependerá únicamente del dinero. Si la paz se hace, es porque hay quienes tienen que ganársela. En estos momentos se gana más disparando a ultranza, hasta que las bolsas de valores del mundo se regularicen y este proceso puede durar incluso meses hasta que haya alguien que presione el botón y entonces estaremos todos por los aires. Pero Dios intervendrá para salvar lo salvable.

Nosotros, nos guste o no, alimentamos este poder porque hacemos uso del dinero y, mientras lo hagamos, seremos cómplices de la guerra, la enfermedad y la destrucción. ¿Entonces... que hay que hacer? Yo he propuesto usar el dinero para hacer la revolución como lo hicieron nuestros partisanos, es decir usar el dinero para una causa justa que es la difusión del mensaje de Cristo, de los extraterrestres y la lucha social, de lo contrario no podemos más que retirarnos al Etna e ir de caza para conseguir comida. Si usamos dinero alimentamos al Anticristo y esto también se aplica a nosotros hermanos de las arcas. Por lo tanto, debemos tomar conciencia de que debemos usar el dinero para infiltrarnos en el sistema y atacar al anticristo. Tenemos que ser agentes encubiertos que fingen aceptar el sistema, usar el dinero y ser felices en esta sociedad para combatir y destruirla.

El presidente ucraniano obedece órdenes al igual que Putin. Todos son manipulados y la prensa no dice esto y si alguien lo sospecha es alejado. La ayuda a los refugiados es solo un paliativo para ocultar las fechorías que tanto Putin como el cómico presidente Zelensky están cometiendo. Esta es una guerra librada por intereses económicos que está matando a personas inocentes. Europa en su letargo sabe todo esto, pero se queda mirando. Esta es la verdad.

Cuando digo que voy a desenmascarar al Anticristo es porque voy a decir estas verdades. Diré claramente que no hay nada noble, patriótico o humanitario en todo esto y lo llevaré a un aprieto hasta que cometa el error de ponerse en evidencia, porque es él quien ha organizado toda esta farsa en la que, sin embargo, hay civiles inocentes muriendo. No obstante, hay algo inesperado que podría suceder, y es que alguien en Rusia, una nación mencionada por Nuestra Santa Madre, presione el botón. Entonces el mensaje de Fátima entrara en vigencia. Ni siquiera sé si será Putin. Puede ser que alguien de allá arriba inspire a uno de sus generales a usar la bomba atómica.

No crean en la propaganda que muestra cómo se están apoderando de los bienes de los oligarcas rusos. Para ellos son unos cuantos dólares porque estos personajes son dueños de cientos de miles de millones de euros ya que pertenecen a los superclanes que gobiernan el mundo.
La cabina de mando, como decía nuestro querido amigo Giulietto Chiesa, está en manos de los amos universales que son los magnates económicos como los Rothschild, los Rockefeller, los Agnelli y otros. Son estos los que gobiernan el mundo y los que son exaltados. Ellos son los que mandan a Putin y le dicen qué hacer. La variante que puede ocurrir se refiere a la bomba atómica.

Los invito a ver Matrix. Está muy cerca de la verdad, pero mientras en la película sufrían esa farsa, en nuestra realidad la hemos querido porque nos gusta vivir en la mafia, en el engaño y la mentira hasta que luego nos llega un sufrimiento. La verdad es que el género humano siente un orgasmo cuando ve la guerra y se excita con este estado de cosas. Los grandes decisores de la economía y del consumismo llevan a cabo estos proyectos porque es el pueblo quien lo demanda.

P: Frente a todo esto, entonces, ¿qué podemos hacer?

R: 

Nosotros debemos dar la vida por los hermanos de nuestra confraternidad, debemos unir a las personas que abrazan nuestra Causa, dar la vida por el Ideal por el que luchamos, apoyar a los pocos justos que hay, apoyar a los verdaderos misioneros cristianos o los que sean y hablar de Cristo.
No debemos hacer proselitismo, pero debemos dejar entrar a las arcas a tantos hermanos como sea posible para crear un gran movimiento revolucionario político, religioso, filosófico y espiritual y dar la señal al Anticristo de que será derrotado por nuestra presencia. De hecho, Cristo volverá porque hay confraternidades como la nuestra que merecen un mundo mejor.
Esto debemos hacer: armar la mano de Cristo para cortar la cabeza del Anticristo. Esto quiere decir que hay una sociedad que quiere paz, justicia, libertad y este gran movimiento revolucionario político, social, espiritual, filosófico, debemos crearlo y convertirlo en millones de personas en el mundo. Esta será el arma del Padre para derrocar al Anticristo. Debemos hacerlo dando nuestra vida, todos los días, sirviendo a esta Causa todos los días, porque todavía hay miles de personas en el mundo que quieren un mundo mejor. La señal de lo que les digo es que antes nuestras conferencias eran vistas por poca gente, ahora son miles.
El Padre Adonay no quiere que hagamos número, sino que creemos grandes movimientos revolucionarios para atacar filosófica y espiritualmente al Anticristo. Entonces, el Señor se encargará de atacarlo también, porque estamos desarmados como lo estaban los apóstoles que entraron en la arena de los leones. Estamos aquí para sacrificarnos. Es el Señor quien pondrá su poder, pero mientras tanto debemos cumplir con nuestro deber como lo hizo Jesús, que es dar nuestra vida y si hay justos en la tierra, debemos darles la vida porque esos son los profetas de Dios. Sólo así el Señor podrá desencadenar su justicia. Esto es lo que quiere ver de nosotros. Por lo tanto, tenemos una gran responsabilidad. El Padre ha creado especialmente misioneros y hombres justos para ver si los suyos, es decir, los hijos de su hijo el Cristo, son capaces de servir a los profetas de Dios. No somos profetas, pero somos siervos. Si reconocemos a los profetas del Padre y les damos nuestra vida, Él volverá y cambiará el mundo.

P: ¿Entonces Dios ha decidido que los que tenemos que decidir debemos ser nosotros?

R: 

No, no tenemos que decidir nada sino sólo servir a Dios. A Él le basta que esta confraternidad llegue al número que sólo Él conoce y que le sirva a Él y a sus profetas. Somos una prueba, un experimento para los extraterrestres. Nuestras familias, arcas y comunidades que tenemos son una prueba para un mundo mejor, junto con otras comunidades que ni siquiera conocemos. Si superamos todas las pruebas que nos da esta sociedad como la materia, las guerras y más, y nos mantenemos unidos y consecuentes al servicio de los profetas que Cristo nos ha enviado, el Hijo de Dios volverá y hará justicia. Si no hacemos lo que Él nos dijo que hiciéramos, Él no regresará. Por eso se dice que nadie sabe el día y la hora. Es el Padre quien debe establecer el Retorno según nuestras acciones. Ciertamente Cristo regresará, pero somos nosotros los que armamos la mano de la justicia de Dios, es nuestra constancia y nuestra perseverancia las que acelerarán los tiempos del Padre.
Vivo en las arcas para eso, para decirles que nosotros somos la clave, que nuestra revolución involucrando a los laicos, creyentes, no creyentes, es crucial. Somos la clave para inculcar en la tierra la alegría de un mundo mejor. Y entonces el Padre intervendrá. Si nosotros damos diez, nos lo devolverá con 100.

P: La salvación, por tanto, no concierne a todos..

R: 

Es Cristo, incluso ante su Padre, quien nos recuerda que sólo algunos se salvarán. Es Él quien nos dice que la salvación es para muchos, pero no para todos. Así que los muchos de los que habla el Señor son un número preciso que está en la mente del Padre, de lo contrario Cristo hubiera dicho que todos serían salvos. No nos interesa saber el número de quienes se salvarán porque de lo contrario el ego entraría en el campo.
A nosotros nos interesa ir a buscar a todos aquellos hermanos que puedan ser parte de este número. Es evidente que nuestro instinto cristiano quisiera sugerir al Padre que salve a todos. Por eso le hice una propuesta a Dios, pidiéndole que intentara un contacto masivo para que toda la humanidad se salve. ¡Y espero que toda la humanidad se salve! ¿Cómo no voy a tener esperanza si vine a este mundo para esto? Incluso si sé que es difícil, ¿cómo no puedo esperar que el hombre se arrepienta y se salve? Ruego a Adoniesis que ordene a nuestros hermanos hacerse visibles al mundo. No sólo rezo, sino que lo imploro.
Yo Anhelo el contacto cósmico con todo mi corazón. Pero no sé si será, pero lo quiero, lo pido y lo imploro. Pido que estos Seres hablen a toda la humanidad. Aunque se dirijan al mundo con severidad, pueden dar oportunidad para que aumente ese número que el Padre ha decidido en Su mente. No sé si esto pasará, pero el Padre no me lo ha excluido y esto ya es buena señal...
Deben tomar lentamente conciencia que no son de este mundo. Deben aceptar esto que les digo con serenidad, amor y sencillez. Aunque amamos a la Madre Tierra que nos da sus frutos, yo creo que venimos de esa confederación que llamamos extraterrestre. Lo que les estoy diciendo no significa que debemos dejar de operar en el mundo, sino que debemos tener aún más conciencia de lo que debemos hacer para despertar a los hermanos a la verdad, denunciar las injusticias y combatirlas. Tenemos que hacer todo esto juntos. Por eso creé estas confraternidades. En la confraternidad no tenemos que dividir casas ni terrenos, sino que debemos dividir nuestras almas por una misma Causa.

P: ¿Cuál es el valor supremo que guía a las civilizaciones superiores?

R: 

En las dimensiones materiales, el valor supremo es la justicia que debe poner orden y armonía, entonces hay paz y amor. En las dimensiones astrales, sin embargo, el amor es el valor supremo, luego la paz y la justicia.

P: ¿Puedes contarnos más sobre Sicilia desde el punto de vista espiritual?

R: 

Sicilia es el órgano genital de la Madre Tierra donde el Padre Sol insemina los mejores frutos y genes que tiene la tierra. Es por tanto el lugar donde el Sol la fecunda.
Es por eso que la organización criminal más feroz del mundo está en Sicilia porque quiere destruir la Madre Tierra, pero aquí estamos los anticuerpos que estamos listos para detener estas células cancerígenas para salvar la parte más hermosa de nuestro planeta. Sicilia es de hecho una de las partes más bellas de la Madre, el órgano más sagrado donde nace la vida que el Sol da. Por eso, el sol que existe en Sicilia está entre los mejores del mundo.
Con el cambio del eje terrestre, Sicilia se dividirá en 2 islas. De hecho, se formará otra pequeña isla a la altura del Belice.
Eugenio Siragusa decía que la serpiente emplumada, que se hizo hombre, se formó cerca de Agrigento, tomando forma en nuestra tierra. Entonces, el primer homo sapiens sobre la tierra, tomó forma humanoide en nuestra tierra. Hoy para mí Sicilia es la capital de la Galilea de los Gentiles y representa para mí a Jerusalén donde esta el extremo bien y el extremo mal ya que hay un sistema que trata de contrarrestar la evolución de Italia.