Razones «sólidas» para poner microchips a los niños , Foro Económico Mundial

25.08.2022

Las tecnologías de implantes humanos pronto se convertirán en una mercancía, según sugiere una entrada de blog publicada en el sitio web del Foro Económico Mundial la semana pasada, en la que se argumenta que hay razones «sólidas y racionales» para poner microchips a los niños con rastreadores de localización.

La autora, la vicepresidenta de I+D del Centro Interuniversitario de Microelectrónica (IMEC) Kathleen Philips, sostiene que la tecnología de realidad aumentada «tiene la capacidad de transformar la sociedad y la vida de las personas» y que, a pesar de sonar «aterradora», experimentará la misma «evolución natural» que la tecnología vestible.

«Los audífonos o las gafas ya no tienen un estigma. Son accesorios e incluso se consideran un artículo de moda. Del mismo modo, los implantes evolucionarán hasta convertirse en un producto básico», escribió.

Philips cree que una sociedad aumentada es más o menos inevitable y que la verdadera cuestión es cómo se regulará. «Los límites de los implantes van a ser fijados por argumentos éticos más que por la capacidad científica».

Como ejemplo de esa regulación «ética», el autor señala la cuestión de si se debe implantar o no microchips a los niños. «Hay razones sólidas y racionales para ello, como la seguridad», escribe, señalando que para algunos podría ser un «puente demasiado lejos».

En cuanto a quién supervisará la ética que rige el uso de estas tecnologías, Philips afirma que «la ética no debe predicarse desde una torre de marfil académica».

«Las instituciones generales o independientes deberían orientar a los responsables políticos y a los investigadores de la sociedad aumentada sobre lo que hay que hacer y lo que no hay que hacer, y ayudar a construir el marco ético sobre los aspectos sociales de la tecnología de realidad aumentada», escribió.

Philips ofrece ejemplos de esta regulación señalando el Consejo de Europa, que recientemente ha lanzado un plan de acción estratégico para los problemas que plantea la aplicación de las neurotecnologías, así como el Instituto Rathenau, fundado por el gobierno holandés, que evalúa el impacto de la tecnología en nuestras vidas.

Mientras tanto, el jefe del Foro Económico Mundial, Klaus Schwab, ha sugerido anteriormente que pronto habrá una llamada «cuarta revolución industrial», que «llevará a una fusión de nuestra identidad física, digital y biológica».