EL DÍA QUE EL SOL ATRAVESÓ LA CRUZ

15.03.2022
"SEREMOS MAREA" Sonia Tabita Bongiovanni - Día Internacional Por Los Derechos De La Mujer - Av. 18 de Julio, Intendencia Municipal de Montevideo, Uruaguay  - 8 de Marzo de 2022
"SEREMOS MAREA" Sonia Tabita Bongiovanni - Día Internacional Por Los Derechos De La Mujer - Av. 18 de Julio, Intendencia Municipal de Montevideo, Uruaguay - 8 de Marzo de 2022

DEL CIELO A LA TIERRA

HE ESCRITO EL 14 DE MARZO DE 2022:
LA MISIÓN QUE REPRESENTAN, ENCARNAN Y ESTÁN LLEVANDO A CABO LAS JÓVENES Y TALENTOSAS ARTISTAS DEL MOVIMIENTO OUR VOICE SON INSPIRADAS POR NOSOTROS EN TODA SU ESENCIA EXPRESIVA LLENA DE PASIÓN Y DE AMOR.
SONIA TABITA, HIJA DEL ESCRIBIENTE Y, SOBRE TODO, HIJA DE QUIÉN OS HABLA EN ESTE VUESTRO TIEMPO, ES EL EJEMPLO VIVIENTE DE LA FEMENINA-MUJER DEL UNIVERSO, QUIEN, CON SU ENTUSIASMO Y SU PASIÓN CIVIL, LIDERA LA REVOLUCIÓN DE LA MUJER QUE RECLAMA, CON FIRMEZA Y JUSTICIA, AL HOMBRE DE LA TIERRA DECADENTE Y FRACASADO.
LOS VERDADEROS HOMBRES DE VUESTRO PLANETA, LOS POCOS QUE HAN PERMANECIDO FIELES A LA LEY DE DIOS Y AL RESPETO DE LA NATURALEZA, SON DEVOTOS Y FIELES COMPAÑEROS Y SERVIDORES DE LA CAUSA QUE SONIA TABITA DIRIGE JUNTO A SUS COMPAÑEROS.
ERIKA PAIS, ANTIGUA ALUMNA DE LA FILOSOFÍA DE UNA ÉPOCA, DEFINIDA POR VOSOTROS COMO "EL RENACIMIENTO", CON SU PLUMA Y SU VERBO, HA DESCRITO UNA FOTOGRAFÍA REAL DE UNA EXTRAORDINARIA INTERPRETACIÓN DE LAS JÓVENES ARTISTAS.
NOSOTROS "ALIENÍGENAS" ESTAMOS PRESENTES Y REALMENTE CERCANOS A ESTOS SUJETOS JÓVENES DE LA GNA. ELLOS SON NUESTROS ELEGIDOS. FUTUROS HABITANTES Y LIDERES DE LA SOCIEDAD HUMANA DEL TERCER MILENIO, DIGNA HEREDERA DE UN CIELO NUEVO Y DE UNA TIERRA NUEVA. UNA SOCIEDAD HUMANA QUE CONOCERÁ A CRISTO Y VIVIRÁ PERFECTAMENTE INTEGRADA A NUESTRA MARAVILLOSA Y GRAN CONFEDERACIÓN INTERESTELAR, INTERGALÁCTICA Y CÓSMICA.
SOY SIEMPRE YO, ADONIESIS, PADRE DE ESA JOVEN DONCELLA, SOY VUESTRA GUÍA, SI LO DESEÁIS. SOY EL GENIO DEL SOL.
CON AMOR UNIVERSAL PAZ A TODOS VOSOTROS.
A TRAVÉS DE UN SIERVO Y SOLDADO MÍO.
PLANETA TIERRA
14 de Marzo 2022
G. B.

EL DÍA QUE EL SOL ATRAVEZÓ LA CRUZ

De Erika Pais

¿Cómo sería posible comenzar un relato con una pregunta, sin romper en mil pedazos y tirar al viento tantas viejas y ortodoxas estructuras literarias cual si fueran finos cristales?
Pero así de débiles, así de endebles, así de ortodoxos son esos lazos invisibles que nos atan y aprisionan a un sistema alimentado de sangre y miedo, basado en el dominio, el poder y sostenido por la desigualdad entre todes les seres que forman parte de él.

Mujeres que danzan rememorando siglos de torturas, de menosprecios, de encierros, de muertes, violencia, control psíquico y moral, explotación y sometimientos. El fuego, con el que quemaron nuestras carnes por mantener siempre luminosa nuestra chispa Divina ansiando ser libres, todavía hoy se mantiene sutilmente encendido ahogándonos silenciosamente con el humo que desprende. Las mujeres continúan siendo casadas a la fuerza por dinero, son acusadas de putas por buscar el amor, cercenadas para no sentir placer, culpadas por ser violadas. La Iglesia Católica ama y señora de una moral pacata se ha ingeniado durante milenios para mantenerlas culpables del pecado original que privó del paraíso a la raza humana. Pero, algo peor aún, es que, a veces son las personas que amamos aquellos que nos señalan y nos acusan por habernos animado a decir BASTA. Juzgadas por hacer de ese BASTA una lucha y una causa.

El Universo danza al unísono y al compás de estos seres, piel y carne del Divino Creador de todas las cosas. Con cada giro se va marcando el surco del espiral infinito y la Gnosis concibe un lenguaje nuevo destinado a florecer cuando el tiempo esté maduro y que, así como fuera escrito, sería enviado a la Tierra para ser hablado en tiempos de caos y pueda hacer resurgir el Orden.

Joven Verbo de antiguos tiempos, incomprendido por los suyos y callado en la hoguera por los ignorantes, maléficos y canallas instrumentos de lo oscuro, regresa nuevamente por aquellos que están en el mundo, pero no son del mundo, dándoles otra oportunidad, pactada en el Amor.
Voz y mirada de fuego que deja al descubierto nuestras hipocresías y ceguera, señalando con firmeza al mal origen de todos los males. Mal con el que convivimos y al que alimentamos sin darnos cuenta. Ese mal invisible, víbora anidada dentro nuestro esperando el momento justo para morder, pero que aún podemos combatir si abrazamos y comprendemos este nuevo lenguaje, iluminador de las tinieblas, donado por el Cielo.
Las preguntas son sencillas de formular y poseen matemáticamente una única respuesta.

¿Las cosas son o no son? ¿Creemos o no creemos? ¿Entendemos o no entendemos?

Pero si nos respondemos que éstas son, que creemos y entendemos, para poder continuar debemos realizar que esta guerra es real y que Sus vidas están en juego.
Seguramente tarde o temprano el Plan Divino se cumpla, con Ellos o sin Ellos, pero si no es con Ellos somos nosotros los que habremos fracasado.
Es un deber asimilar que esta guerra no se combate solamente en el campo material donde todo puede verse o tocarse, o en las calles cuando gritamos, o cuando logramos algo importante y las luces nos apuntan despertando muchas almas. Esta guerra se combate, primero, dentro nuestro. Porque depende de nuestro interior la verdadera victoria. En la materia el carisma de los Instrumentos del Cielo siempre dejará una impronta que nos demuestren a nosotros, y a todos, quienes son ellos. Pero en nuestro interior la batalla es sutil e invisible y lo grave es que la mayoría de las veces no está dirigida, directamente, hacia nosotros y por lo tanto no repercute, en nosotros, o al menos la repercusión más grave no es contra nosotros.

No somos tan importantes para el demonio, somos simples instrumentos para llegar a Ellos. Una batalla perdida o ganada en la materia nos dará más o menos alegría, despertará más o menos personas, consolará más o menos a los Justos, pero una perdida en nuestro interior lesionará directa y fuertemente a los Instrumentos del Cielo, a Los Verbos, que son dos, pero Son Uno Solo.

Los minutos humanos que dura la intervención son muy pocos, apenas unos 4 minutos y medio, pero, sin embargo, parecieron horas. Cada segundo parecía ser detenido en el tiempo transportándonos a una dimensiones diferente haciendo posible la fusión del lenguaje diseñado en el Cielo con la densidad de la Tierra. Cada movimiento de sus cuerpos, cada gesto de sus rostros, cada nota musical contenía siglos de historia. Cada mirada guardaba lágrimas, luchas, llantos, sangre, guerras, traiciones, miserias y todo el sadismo humano que es posible ser materializado contra el otro. Nada estaba fuera de lugar y se movía por si solo, la sincronización era perfecta. Un Solo Cuerpo que eran muchos, manifestando frente a todo el público atónito que no es una utopía o una fábula de que somos una sola cosa con la creación. Todo poseía una simbología única y universal que hablaba de un sistema patriarcal que viola, mata, somete y nos encarcela y al que se le debe cortar la cabeza.

Una nueva concepción de la mujer proyectándose en la sociedad como alternativa a la realidad en la que estamos sumergidos y que sabemos muy conscientemente ha fracasado.

¡EL ESTADO OPRESOR ES UN MACHO VIOLADOR. EL PATRIARCADO VA A CAER. FUEGO, FUEGO, FUEGO AL PATRIARCADO!
Mientras marchan sintiéndose libres, todo tipo de cánticos y reclamos son expresados con rabia y desespero. Las críticas desde los diferentes ámbitos sistémicos y de los mismos movimientos feministas no demoran mucho en llegar. Pero cada frase, cada reclamo, cada canto, encierra una parte de la historia y esconde un pedazo de verdad. Permite traslucir para quien quiera ver lo que se encuentra en las profundidades de una lucha por la vida, por la libertad, por la felicidad social que involucra a todos y no solo a las mujeres.

Una lucha que la mujer, no porque si, asume instintivamente, sino porque ese es su rol natural en este planeta, como fuente primordial contenedora de vida, la observación, el estudio y el conocimiento para la supervivencia de la especie, aunque no todas las que luchan son conscientes de esto.

El Estado, el propio sistema, cualquiera que sea, está fundamentado en la división y administración de roles y funciones. Se sustenta del trabajo y los frutos de los individuos que lo componen. El capitalismo es el sistema económico y social preponderante y ciertamente por basarse en la propiedad privada de los medios de producción, en los valores del mercado, acumulación de riquezas y demás, indudablemente para subsistir, unos deben tener menos y trabajar más, para que los dueños de los medios de producción puedan ganar más y trabajar menos.

En pocas palabras el capitalismo en si mismo está basado y sostenido por la desigualdad humana, aunque disfrazado de un discurso, más o menos real dependiendo del tipo de gobierno, de que todos los seres humanos poseen las mismas oportunidades. Axioma que es matemática, científica y empíricamente imposible. El capitalismo significa desigualdad por antonomasia. Y siendo que el Hombre tiende a buscar la felicidad por naturaleza, es decir, salir del estado de desigualdad por cualquier medio posible, ésta desigualdad debe de ser provocada, alimentada y sostenerse naturalmente y por si sola porque, de otra manera, se estaría en un estado de guerra interna permanente. Para que esto sea posible el adoctrinamiento religioso, cultural y político es clave, pero sobre todo es muy importante la manipulación psico social. El conflicto debe producirse entre los desiguales y así poder neutralizar la lucha contra el patrón.

En principio, en tiempos de la post guerra, con una alta carencia masculina, hombres muertos en combate y depresiones económicas, reconocer el derecho al trabajo de la mujer significaba engordar las arcas de los estados debilitadas por la guerra.
Si se le "reconocía" a la mujer el derecho al trabajo, entonces pagaban por trabajar dos personas por hogar, recaudándose más impuestos al salario, en algunos casos, o se cubría el impuesto faltante en los casos de los hogares donde el padre de familia había fallecido en la guerra. También se generaba mano de Obra barata debido a la necesidad y a la resistencia cultural, pero al mismo tiempo tan necesaria para la reactivación industrial.

Por otro lado, el envío de los niños a las escuelas cada vez más horas y a más temprana edad se convierte en la primer y mejor opción en hogares donde los adultos eran ausentes, logrando, el Estado, asumir el rol de educador y adoctrinador de las nuevas generaciones. El tejido de la estructura familiar comienza a deteriorarse generando brechas y conflictos entre padres e hijos fomentando el ejercicio temprano del abuso, el violento silencio y alimentando cada vez más la relación sometido y sometedor.

El Derecho al trabajo de la mujer fue una conquista que marcó y alimentó el camino a seguir. Pero se trataba solamente de la punta de un iceberg que aún hoy debemos dejar al descubierto. Este derecho fue concebido simplemente porque era económicamente necesario y servil al sistema desde dos facetas: Por un lado, la recaudación de más impuestos y mano de obra barata, por otro lado conformar a una sociedad en conflicto, sobre todo a los movimientos feministas en auge.

Cuán sutil, poderoso y astuto fue el sistema que nos subyuga al alimentar en la consciencia de los incautos y las incautas una concepción pobre y vacía sobre el feminismo.
La ya encarnizada lucha por oportunidades laborales que se venía desarrollando entre la clase obrera masculina, se encuentra con otro enemigo que lo representaba la mujer: más ofertas de mano de obra barata. Odios,rechazos y rencores fueron y son los frutos de esta nueva situación. Dentro de ese marco, una vez conquistado el derecho al trabajo, lógicamente la lucha continuaba en la línea del reclamo por un mismo salario por la realización de las mismas tareas sin que hubiera una distinción de sexo.

Por estas razones, por el trabajo propagandístico del poder y por la falta de análisis, desde los primeros movimientos organizados provenientes de valientes y grandes mujeres la lucha feminista fue tildada y señalada, como una causa por la simple conquista de derechos referentes exclusivamente a la igualdad de género. Llevando la discusión y análisis del movimiento feminista a un plano que se enmarca dentro de una lucha de poder, del reconocimiento de capacidades y de visibilizacion de abusos y violencia ejercidas sistemáticamente en nuestra sociedad.

Poco a poco y debido a la desigualdad salarial que aún hoy existe en el ámbito laboral, ejercida sutilmente bajo diferentes modalidades, aceptada tácitamente y argumentada por varias razones que sería material para otro texto, la mujer se ha convertido en la Plusvalía del sistema financiero global, siendo uno de los factores que ha permitido la supervivencia de un capitalismo que tiene los días contados.

El arte armónico de ese conjunto de mujeres que por algunos instantes se convierten en una sola alma colectiva, describe profunda, divina y espiritualmente la liberación de ese tejido nefasto con el que, poco a poco y en miles de formas nos fuimos atando a ese gran Leviatan que representa al sistema que decimos rechazar.

Creemos que lo rechazamos pero que al mismo tiempo lo sostenemos con cientos, miles de pequeñas acciones que refieren a un modelo de dominio y competencia en el que es la mujer el desagote, la válvula y el punto de fuga utilizada para la supervivencia.

El Verbo Joven concibe en el éter la fuerza de la palabra humana, la injerencia de cada acción documentada en el libro de la Vida y la energía real que poseen todas las cosas y todo lo que de nosotros se emana.

El abuso que nos fue enseñado desde siempre se manifiesta en nuestro diario vivir. La violencia sexual, es uno de los terribles abusos más comunes cometidos contra las mujeres, sea violentamente por desconocidos o dentro del hogar por los propios compañeros o esposos. Pero no se lucha solo para que esto no suceda, o se castigue o se evite, sino que también porque debemos detenernos y entender porque somos una sociedad que engendra individuos que violan, y que necesitan ejercer un dominio hacia el otro vinculado con la sexualidad.

El Verbo ya no se expresa en parábolas, pero la inmersión de los suyos en el mundo es tal que a veces los altos valores del Cielo logran ser confundidos por esa innata necesidad de pertenecer, originada por no saber vivir la eternidad.

Hombres y mujeres, padres e hijas, madres e hijos, esposos y esposas, hermanos y hermanas, amigos y amigas...compiten sin saberlo, dominan y se dejan dominar como una forma de expresar cuanto se ama. Se otorgan derechos por utilidades, transformando los hogares, los ámbitos laborales, los lugares de encuentros en pequeños imitadores y emuladores del sistema. Como es arriba es abajo, pero se enseña abajo para que sea repetido arriba.

La danza liberadora de diferentes mujeres, unidas por un mismo despertar de consciencia y guiadas por Aquella que vino a portar el Lenguaje Nuevo, señalan sin dudar a esa mente siniestra disfrazada de libertades, que, escondida detrás de discursos hipnotizadores de masas, ideologías liberadoras y democracias representadas por mujeres pero que otorga y quita derechos administrando un modelo que ya desde el imaginario colectivo es dibujado como un Hombre déspota y abusivo.

Modelo tan infinitamente versátil que tomamos de él lo que nos conviene temiendo a Todo aquello que ponga en riesgo su existencia y que para disimular su omnipotencia nos dice de reconocer una Ley encima de sí mismo y estar sometido, así como todos nosotros y sobre todo, nosotros, a una Justicia administrada por un Dios que, según su discurso eclesiástico y patriarcal, se limita a sí mismo en el momento en el que concibe diferencias intrínsecas entre los seres de Su propia creación. Como si aún siendo Dios creara la imperfección a la que nosotros, humanos, podemos dominar.

A ellas ya nada de eso las atemoriza, que caigan todos, que caiga la cabeza, que salga a la luz la verdadera causa de nuestra lucha.

Y la cabeza finalmente cae desde las alturas y el público aplaude ese acto de liberación.
La Cruz erigida en el medio de la Avenida principal pareciera que tuviera vida, que observara todo siendo victimario y víctima al mismo tiempo. Una Cruz utilizada para causar muerte, miedo, terror y persecución a unos u otras si se oponían al poder de los que compraban y vendían investiduras sacerdotales. Pero esas mujeres de ayer llamadas brujas por sentirse libres, por trasmitir esos conceptos ancestrales que la Gnosis hará llegar a la Humanidad de todos modos, quemadas por tener la consciencia de identificar al mal, rechazadas por los pueblos, hoy regresaron y su Guía resurge de las cenizas y se presenta ante todos saliendo de ese símbolo que hoy se volvió señal de esperanza.

¡LA VERDADERA REVOLUCIÓN SERA FEMINISTA O NO SERA!

¡Cuánta verdad encierra esa pequeña, sencilla, profunda y controversial expresión gritada desde lo más profundo de las entrañas de miles de mujeres por las calles del mundo con los puños en alto y lágrimas en los ojos!

La lucha feminista no trata solo sobre un sencillo reconocimiento de igualdad de género, ni tampoco sobre la diversidad sexual, ni del reparto equitativo de funciones. El feminismo trata de todo eso, pero en su faceta más profunda y de mucho más. Trata sobre el origen del no reconocimiento de estos valores, trata sobre la necesaria revisión de toda una concepción sobre la sociedad enquistada cultural, genética e ideológicamente durante generaciones.
Nunca podrá existir justicia social mientras no sepamos integrar al otro como parte rica y fundamental en el funcionamiento de una estructura que involucra a todos y a cada uno y por eso pertenece a unes y otres en igual medida.

No puede existir un Nuevo Cielo mientras no logremos concebir la existencia de los demás seres independientemente, en principio, del género al que pertenece y le tocó en suerte por Diseño Divino. Porque la preexistencia de las almas y la eternidad del espíritu nos hablan sobre un ocasional y predestinado ropaje físico que nos acompañará durante un tiempo tan efímero que es lo que menos interesa en el proceso evolutivo. Pero sin embargo toda nuestra vida, educación, acciones, cometidos, elecciones, decisiones, camino, todo y cada cosa que hacemos está identificado y marcado de acuerdo al sexo con el que nacemos. Las oportunidades que tendremos y las experiencias que haremos dependerán de nuestro género y no hacemos nada para cambiarlo.

No podemos heredar, ni tampoco hipócritamente anunciar, una nueva Tierra que vendrá, si nos preocupan más las desesperadas formas con las que se busca golpear fuertemente en una protesta a las masas dormidas, que los hechos en si que provocan esas protestas. Son tantas las mujeres violentadas, sometidas y masacradas día a día que cualquier forma de denuncia que no devuelva violencia por violencia se hace necesaria.

¿De qué Dios hablamos cuando decidimos, que la desnudez de uno u otro ser humano es más o menos moral, se debe más o menos esconder y más o menos respetar de acuerdo al sexo? Por un lado, vomitamos que fuimos hechos a imagen y semejanza del Padre, es decir de la misma esencia, pero por el otro el torso desnudo de una mujer que grita y expresa desesperadamente su orgullo por la esencia y sustancia con la que fuera concebida por la naturaleza creativa del Espíritu Santo, se convierte en causa de juicio, castigo y censura, mientras que el torso desnudo de un hombre que no hace nada por la vida, es bello, digno de mostrar y justo de apreciar.
Rechazamos la guerra y las invasiones de un pueblo por otro pueblo pero concebimos como algo natural el decidir sobre la vida y el cuerpo del otro, marcando rígidos roles que deben ser desarrollados, de acuerdo al sexo que tengamos, para que nuestra forma de existir se mantenga en "equilibrio". Decidimos lo que el otro debería hacer con su cuerpo para ser aceptado por nosotros, coartando su propia libertad.
La guerra es un hecho atroz alimentado por la sed de poder y dominio de los más fuertes...pero la decisión y juicio sobre el uso que hace el otro de su propia libertad tiene como base el mismo sentimiento y también es una forma de dominio.

Es dominio decidir que debe o no hacer una mujer, es dominio exigirle que se vista de una manera determinada, de imponer roles y sobre todo es dominio considerar innecesario que debemos luchar, ya no por nuestros derechos, sino por una sociedad con más empatia hacia el prójimo.

¿Cómo podríamos abrazar la idea de un nuevo mundo, un nuevo Cielo y una nueva Tierra sosteniendo viejos y consecuentes conceptos inyectados en el ADN maldito de una generación en la que sus hombres traicionaron, azotaron, humillaron y crucificaron al Cristo, escapando de Su presencia durante el martirio, ¿mientras que las mujeres se mantuvieron estoicas hasta que El exhalara Su último suspiro, lavaron Sus Heridas y lloraron a Sus pies pero de eso nunca se habla? O que fueron las mujeres las primeras en observar cientificamente el proceso natural de la naturaleza y el movimiento de las estrellas o la consecuencia de las diferentes estaciones, porque naturalmente y por complexión física el hombre es más fuerte y salía de caza, mientras que la mujer quedaba afincada en un lugar pudiendo observar el proceso de la naturaleza. La siembra, el prevenir los cambios, aporto enormemente a la preservación de la especie.

El feminismo es eso...el despertar nuevamente a la verdadera igualdad social, al reconocimiento de actitudes, roles y tareas de acuerdo a las facultades naturales que cada individuo posea para poder sobrevivir como especie.
Un evento evolutivamente natural que tarde o temprano acontecerá; el reconocimiento de todos los seres entre sí.
Una necesidad espiritual que ni debe ser politizada ni cosificada y mucho menos juzgada o ignorada.

Lenguaje incomprendido como en Antiguos Tiempos, pero en éste, el fuego no quemara sus carnes, ni los clavos atravesarán su cuerpo, ni los asesinos torturaran su físico.
Porque su discurso quedará impreso en tinta indeleble y en hojas perennes. Su mensaje es la llave que abre o cierra la Justicia. Su lucha será observada en todo el planeta. Porque ya no será mito, ni leyenda, será historia.
Ella vino a sellar la fe, completar el Verbo, levantar los corazones jóvenes. Vino aunque nadie la comprenda, aunque la soledad la alcance, la incertidumbre la atosigue y el Amor nunca tenga forma de Hombre. Vino a completar su lucha, trasmitir su estrategia. Ella vino, porque la igualdad y la Justicia o es para todos o no es para nadie, no hay otro camino.
Ella vino y una tarde abandono su Cruz y un rayo solar atravesó su alma iluminando su camino, nuestro camino a su lado.

Erika Pais
8 de marzo del 2022
Montevideo, Uruguay

Adjuntos:

08-03-22 La fuerza del amor de la mujer
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2022/9971-la-fuerza-del-amor-de-la-mujer.html


25-11-21 Our Voice. Arte excéntrico y la fuerza del cuerpo femenino contra el hetereopatriarcado
https://www.antimafiadosmil.com/index.php/luchas-sociales/7074-our-voice-arte-excentrico-y-la-fuerza-del-cuerpo-femenino-contra-el-heteropatriarcado


10-03-21 Feminismo, Año Domini 2021
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9456-feminismo-ano-domini-2021-una-causa-justa.html


18-02-19 GNA: 7.465.006
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2019/8539-gna-7-465-006.html


31-12-18 La comunidad de los vivos
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2018/8482-la-comunion-de-los-vivos.html


23-12-18 Los extraterrestres y los jóvenes
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2018/8475-los-extraterrestres-y-los-jovenes.html


28-01-21 Un nacimiento y un tiempo
https://www.thebongiovannifamily.com/cronache/cronache-dalle-arche/9909-28-de-enero-un-nacimiento-y-un-tiempo.html


22-12-21 Su presencia en todas las cosas las hace nuevas frente a nosotros
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9878-su-presencia-en-todas-las-cosas-las-hace-nuevas-frente-a-nosotros.html


19-10-21 El Perdon de la Santa Madre
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9805-el-perdon-de-la-santa-madre.html


24-07-21 La Vida es Dios
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9681-la-vida-es-dios.html


13-06-21 Erika relata la vida de un personaje ajeno a este mundo
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9609-erika-relata-la-vida-de-un-personaje-ajeno-a-este-mundo.html


03-05-21- La llamada 2a Estación
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9545-la-llamada-2-estacion.html


28-03-21 La llamada 1a Estación
https://www.thebongiovannifamily.com/cronicas-de-las-arcas-2021/9486-la-llamada-1a-estacion.html


08-03-21 La Voz y la Cruz
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9454-la-voz-y-la-cruz.html


17-02-21 La dulce y amada muerte de Giordano Bruno
https://www.thebongiovannifamily.com/mensajes-2021/9420-la-dulce-y-amada-muerte-de-giordano-bruno.html